sábado, 16 de mayo de 2015

el devorapotitos

No sé que hago yo para que mis hijos salgan tan comilones... 
El mini, desde que probó los purés, no suelta la cuchara ni para dormir. Es insaciable. De allí la idea de coserle una camiseta devorapotitos.



Le puse un apliqué de monstruo que monté con tela de polar. Los dientes de este monstruo sobresalen de la camiseta, así conseguimos un efecto más terrorífico! Con su tripita redondita parece que esté a punto de engullirme cada vez que le cambio el pañal ;o) 





1 comentario:

  1. Me lo voy a comer. Te vas a quedar sin hijo y sin monstruo.

    ResponderEliminar